Maduro sí es Chávez.

Publicado: 31/12/2013 en Uncategorized

Desde la derecha y desde la izquierda se especula sobre el asunto.  Mucho se ha escrito sobre el tema y yo prefería dejar que el tiempo pasara antes de emitir una opinión. O quizás, ahora, la misma sea tan irrelevante como muchas otras… En todo caso, y como ya el cansancio me vence, me remitiré a las últimas palabras en público del Comandante Supremo Hugo Chávez, el 8 de diciembre de 2012:

[Nicolás Maduro] “Es uno de los líderes jóvenes de mayor capacidad para continuar, si es que yo no pudiera (Dios sabe lo que hace), si es que yo no pudiera continuar, con su mano firme, con su mirada, con su corazón de hombre del pueblo, con su don de gente, con su inteligencia, con el reconocimiento internacional que se ha ganado, con su liderazgo, al frente de la Presidencia de la República, dirigiendo, junto al pueblo siempre y subordinado a los intereses del pueblo, los destinos de esta Patria“.

Leer esa descripción de Maduro, hecha por el mismo Chávez, ¿no es también una descripción de sí mismo, de su perfil como líder revolucionario? Ni Chávez ni Maduro habrían querido que los eventos tomaran este giro, pero la ausencia física de Chávez no podía suponer el final abrupto de un proceso revolucionario apenas desplegando su poder expansivo, vanguardia de cambios sociales en suramérica.

En el mismo mensaje Chávez afirma claramente que “en cualquier circunstancia nosotros debemos garantizar la marcha de la Revolución Bolivariana, la marcha victoriosa de esta Revolución, construyendo la democracia nueva, que aquí está ordenada por el pueblo en Constituyente; construyendo la vía venezolana al socialismo, con amplia participación, en amplias libertades“… Es claro que el proceso no podía ponerse en riesgo ante una potencial ausencia del Líder Chávez, ni por amenazas del imperio ni por las pretensiones divisionistas de factores internos con agendas extrañas.

Visto desde este ángulo ¿No sería legítimo suponer que esos factores contrarrevolucionarios, internos y externos, fueran los más interesados en diferenciar a Chávez de Maduro? Los enemigos asumen muchas máscaras.

Luego de un año difícil, con la pérdida física de Chávez, el motor de la Revolución, la tarea de estabilizar el país y garantizar la marcha de la Revolución  no ha sido fácil para Nicolás Maduro. Pero con el apoyo mayoritario del pueblo (reflejado ya en las elecciones del 14 de abril, y, sobre todo, con la amplia victoria en las elecciones municipales del pasado), ha sabido derrotar las conspiraciones de la derecha corrupta. Y sigue haciéndolo.

Soy optimista. Hay retos y tareas pendientes para la Revolución, cuyo tercer ciclo Chávez preveía como clave para el establecimiento del socialismo en Venezuela, pero que ya, desafortunadamente, él no podrá llevar a cabo materialmente. Ahora Maduro lleva las riendas del país, de la Patria, y de la Revolución, al lado del Pueblo chavista y consciente. Esta tarea no será fácil ni ahorrará desvelos, pero sin duda hoy podemos pensar en el Gigante que es Chávez y decirle “No te hemos fallado, seguimos siendo leales. Y seguimos teniendo Patria”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s